lunes, 28 de julio de 2014

DETALLES DE UN SUEÑO : A & P








1 comentario:

Anónimo dijo...

Cuando acaba una etapa, aunque sea por unos instantes, uno hace un balance. En este caso, la etapa que vivimos con Fátima fue la preparación de nuestra boda. Fueron poco más de siete meses muy intensos durante los cuales tuvimos oportunidad de darnos cuenta de que no sólo es una gran profesional sino también una magnífica persona. Sabe hacer su trabajo y, además, lo hace con cariño. Nos ha transmitido siempre confianza, nos ha escuchado (domingos y festivos incluidos :) y ha conseguido que nuestra boda sea el fiel reflejo de lo que habíamos soñado. Esperamos que siga formando parte de muchas más etapas porque ahora que ya estamos casados la echamos de menos! Un abrazo de A y P.